El restaurante Kokken, situado en la plaza del Gas en Bilbao, es uno de estos nuevos restaurantes que te hacen creer de nuevo en una cocina alegre, atrevida y divertida, donde descubres nuevos sabores y los conocidos los potencian enormemente. Los dueños y cocineros Josu Mesa y Borja Calvo, para conseguir esta exquisitez en sus platos, cuentan con elaboraciones sencillas por medio de técnicas muy elaboradas. Una propuesta diferente en la que confluyen la alta cocina y los ingredientes de primera calidad seleccionados del entorno local.

La carta por tanto, la van modificando, en función de temporada y mercado, pero siempre con productos de alta calidad.

El local está decorado de forma sencilla y a la vez acogedora. En una de sus paredes destaca un bonito mural, y la distribución de la sala se adecua a las nuevas normas que exige esta pandemia que vivimos actualmente.

Como decía al principio, trabajan con productos sencillos, a los que sacan un rendimiento extraordinario, ya que la potencia de los sabores es realmente fantástica.

Además de la carta, te pueden ofrecer 3 menús degustación, corto de 5 platos, medio de 7 platos y el largo de 9 platos (que es el que os recomiendo, porque sin duda que merece la pena).

Para empezar puedes probar la crema de Idiazabal, sardina ahumada y manzana verde ácida realmente rico, y unas croquetas de asado de rabo de ternera.

Sepia asada a baja temperatura con ali-oli teriyaki, wakame y cacahuetes, realmente sorprendente con una textura de la sepia casi perfecta y un ali-oli tremendamente suave.

El taco de maiz azul con entraña de ternera, cebolla encurtida y brote de cilantro, otro plato muy rico, que se come con las manos.

La vieira a la brasa con crema de calabaza y vainilla, realmente bueno, ya que juega con el dulzor de la vainilla y la calabaza, quedando un plato para recomendar.

Rollo de cerdo y siitake, salsa agripicante y lechuga.

Para chuparse los dedos.

Una buenísima Brocheta de pollo con salsa satay y arroz basmati.

Para finalizar un platazo de los que siempre te acordarás, Molleja de ternera con salsa huitlacoche (hongo del maiz) y pimiento espelette.

El postre en la misma línea, dulce pero sin empalagar y suave suave, con una combinación de sabores exquisita.

Ya habéis visto los platos que tienen ahora en octubre, pero como os decía los van variando a lo largo del año, y si a esto añadimos un servicio excepcional y un precio tremendamente accesible, se convierten bajo mi punto de vista en uno de los mejores restaurantes en el que he comido en los últimos meses, sin duda alguna.

No me queda más que felicitar a Josu y a Borja, por la fantástica labor que están llevando a cabo, y desde aquí les animo a seguir en su línea perfectamente marcada, que les llevará sin duda a lograr grandes éxitos.

ENHORABUENA KOKKEN.