AuthorGerardo Izquierdo
DifficultyAvanzada

El cordero se le denomina así cuando el animal tiene menos de un año, aunque nos suele gustar el lechal, que aún no ha sido destetado y que tiene no más de 30 días.

Seleccionar comensales3 Comensales
Preparación10 minsCocinado2 hrsTiempo Total2 hrs 10 mins

 ½ Cordero
 8 Dientes de ajo
 Perejil
 Chorrilto de brandy
 1 Lechuga
 1 Cebolleta

1

Cogemos el cordero y le hacemos unos cortes profundos, en lo que luego serán las distintas porciones. Frotamos los huesos con ajos y lo ponemos a remojo cubriéndolo con agua y un buen chorro de vinagre. Lo tendremos a remojo durante unas 3 horas.

2

Al de 3 horas lo retiramos del agua (como veis se ha limpiado de algo de sangre que le quedaba y queda más blanquecino). Lo ponemos a punto de sal. Si queréis se puede untar un poco con aceite o manteca de cerdo, pero yo prefiero hacerlo sin nada.

3

Lo meto en el horno y lo tengo 2 horas aproximadamente a unos 170-180 grados, (hay quien lo hace en algo más de una hora a más de 200 grados, pero con más tiempo y menos temperatura, queda más jugoso). Al de unos 75 minutos lo damos la vuelta y bañamos con una mezcla de agua-brandy-ajos-perejil picado, que he preparado en una taza. Al de 15 minutos repetimos y al de otros 15 minutos volvemos a glasearlo ya con sus propios jugos.

4

Al cabo de las 2 horas, lo saco del horno y lo servimos acompañado de una ensalada de lechuga y cebolleta.

Category

Ingredients

 ½ Cordero
 8 Dientes de ajo
 Perejil
 Chorrilto de brandy
 1 Lechuga
 1 Cebolleta

Directions

1

Cogemos el cordero y le hacemos unos cortes profundos, en lo que luego serán las distintas porciones. Frotamos los huesos con ajos y lo ponemos a remojo cubriéndolo con agua y un buen chorro de vinagre. Lo tendremos a remojo durante unas 3 horas.

2

Al de 3 horas lo retiramos del agua (como veis se ha limpiado de algo de sangre que le quedaba y queda más blanquecino). Lo ponemos a punto de sal. Si queréis se puede untar un poco con aceite o manteca de cerdo, pero yo prefiero hacerlo sin nada.

3

Lo meto en el horno y lo tengo 2 horas aproximadamente a unos 170-180 grados, (hay quien lo hace en algo más de una hora a más de 200 grados, pero con más tiempo y menos temperatura, queda más jugoso). Al de unos 75 minutos lo damos la vuelta y bañamos con una mezcla de agua-brandy-ajos-perejil picado, que he preparado en una taza. Al de 15 minutos repetimos y al de otros 15 minutos volvemos a glasearlo ya con sus propios jugos.

4

Al cabo de las 2 horas, lo saco del horno y lo servimos acompañado de una ensalada de lechuga y cebolleta.

Cordero lechal asado