AuthorGerardo Izquierdo
DifficultyAvanzada

Los pimientos rellenos, por un lado es una solución para aprovechar sobras de comida del día, o bien es un plato digno de los mejores gourmets del mundo. Dependerá de nuestra habilidad.

Seleccionar comensales4 Comensales
Preparación40 minsCocinado25 minsTiempo Total1 hr 5 mins

 20 Pimientos del piquillo
 16 Barras de txaka
 500 ml Nata de cocinar o montar
 7 Huevos
 15 ml Aceite de oliva
 Sal

1

Preparamos los ingredientes, de esta manera, al tenerlos delante, nos centraremos sólo en cocinar, y no en buscar.

2

Cocemos los huevos durante 10 minutos y los pelamos, mientras voy abriendo el txaka y la lata de pimientos.

3

Picamos el txaka a cuchillo, y NO con batidora, ya que lo tritura y finalmente la textura no tiene nada que ver.

4

Picamos los huevos también a cuchillo. Nos lleva mucho más tiempo, pero el resultado final es infinitamente mejor.

5

Mezclo el txaka con los huevos.

6

Añado la mayonesa.

7

Debe quedar perfectamente mezclado, y así ya tenemos nuestro relleno de los pimientos.

8

Selecciono los pimientos. Elijo los 15 más duros, es decir, los mejores para rellenar, y los más finos y blandos los reservo para preparar la salsa.

9

Recordar que los pimientos están asados, pero no hechos, por lo que los preparo por los dos lados en una sartén con un poco de aceite, durante unos 7 minutos, dándoles el punto de sal.

10

Los reservo, mientras se enfrían un poco, ya que los manipularemos con la mano.

11

En la misma sartén, hago los pimientos parta la salsa, durante otros 7 minutos.

12

Pasado este tiempo, añado la nata y un poco de sal, y dejo que se haga todo junto durante unos 10 minutos.

13

Seguido lo paso por la batidora, y de esta manera ya tengo la salsa para los pimientos.

14

Relleno los pimientos con nuestro preparado de huevo, txaka y mayonesa.
Como comprobaréis, al rellenarlos a mano, nos manchamos bastante, por eso prefiero dejar la misma bandeja, ya que es lo que haremos todos en casa. Puedo pasarlos a un plato limpio para hacer la foto, pero como siempre, prefiero la realidad, y no la sofisticación. Para eso ya hay muchos recetarios.

15

Sobre la sartén, pongo los pimientos y los mezclo con la salsa, dejando que se haga todo junto durante unos 5 minutos. Y ya tenemos unos pimientos suaves y ricos, ricos.
Si los preparo de un día para otro, los caliento al horno ya precalentado, durante 5 minutos a 180 grados.

Ingredients

 20 Pimientos del piquillo
 16 Barras de txaka
 500 ml Nata de cocinar o montar
 7 Huevos
 15 ml Aceite de oliva
 Sal

Directions

1

Preparamos los ingredientes, de esta manera, al tenerlos delante, nos centraremos sólo en cocinar, y no en buscar.

2

Cocemos los huevos durante 10 minutos y los pelamos, mientras voy abriendo el txaka y la lata de pimientos.

3

Picamos el txaka a cuchillo, y NO con batidora, ya que lo tritura y finalmente la textura no tiene nada que ver.

4

Picamos los huevos también a cuchillo. Nos lleva mucho más tiempo, pero el resultado final es infinitamente mejor.

5

Mezclo el txaka con los huevos.

6

Añado la mayonesa.

7

Debe quedar perfectamente mezclado, y así ya tenemos nuestro relleno de los pimientos.

8

Selecciono los pimientos. Elijo los 15 más duros, es decir, los mejores para rellenar, y los más finos y blandos los reservo para preparar la salsa.

9

Recordar que los pimientos están asados, pero no hechos, por lo que los preparo por los dos lados en una sartén con un poco de aceite, durante unos 7 minutos, dándoles el punto de sal.

10

Los reservo, mientras se enfrían un poco, ya que los manipularemos con la mano.

11

En la misma sartén, hago los pimientos parta la salsa, durante otros 7 minutos.

12

Pasado este tiempo, añado la nata y un poco de sal, y dejo que se haga todo junto durante unos 10 minutos.

13

Seguido lo paso por la batidora, y de esta manera ya tengo la salsa para los pimientos.

14

Relleno los pimientos con nuestro preparado de huevo, txaka y mayonesa.
Como comprobaréis, al rellenarlos a mano, nos manchamos bastante, por eso prefiero dejar la misma bandeja, ya que es lo que haremos todos en casa. Puedo pasarlos a un plato limpio para hacer la foto, pero como siempre, prefiero la realidad, y no la sofisticación. Para eso ya hay muchos recetarios.

15

Sobre la sartén, pongo los pimientos y los mezclo con la salsa, dejando que se haga todo junto durante unos 5 minutos. Y ya tenemos unos pimientos suaves y ricos, ricos.
Si los preparo de un día para otro, los caliento al horno ya precalentado, durante 5 minutos a 180 grados.

Pimientos rellenos de huevo y txaka